PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El boom de los asistentes de voz y de los altavoces inteligentes ha supuesto una revolución en lo que las empresas hacen y en su estrategia de marketing. Algunos analistas ya creen que el éxito de estos dispositivos acabará cambiando cómo se hace publicidad y la estrategia que las compañías siguen en este entorno.

La publicidad para altavoces inteligentes implicará tomar nuevas decisiones y crear nuevos formatos publicitarios. Además, las compañías tendrán que ser capaces de mantener la fluidez de la comunicación entre el consumidor y su altavoz y no pueden convertirse en una fuente de spam en el nuevo espacio. Al mismo tiempo, estos dispositivos ayudarán aún más en el crecimiento de los podcasts y en su penetración en el mercado, abriendo la puerta a que estos contenidos se asienten todavía más en la estrategia de marketing de contenidos de las compañías. Las empresas ya están empleando los podcasts en sus contenidos, pero la popularización de estos terminales hará que sea un movimiento todavía más lógico.

Los analistas y los estrategas corporativos no creen que se vayan a quedar aquí las cosas en lo que los altavoces inteligentes permitirán hacer. Creen que, posiblemente, el gran cambio que impulsarán los altavoces es el que ya se llama voice commerce, el emplearlos para comprar online. Para las empresas, esto supondrá una revolución muy importante, ya que el modo en el que se buscarán los productos y se escogerán será muy diferente a lo que se hace ahora e implicará trabajar mucho más en el terreno del posicionamiento.

Al fin y al cabo, habitualmente no hablamos del papel de cocina de la marca X, por ejemplo, sino de papel de cocina y posiblemente le pediremos al asistente de nuestro altavoz que compre simplemente papel de cocina. Las marcas necesitarán posicionarse como las que el asistente asume como referencia.

Pero, al mismo tiempo, el voice commerce no solo tendrá que hacer que las marcas trabajen con otras normas y con otros elementos, sino también necesitará conquistar antes - y de forma notable y trabajosa - a los consumidores. Puede que la voz parezca una herramienta poderosa y cómoda y puede que los altavoces inteligentes hayan crecido muchísimo en ventas en la campaña de Navidad, pero a los consumidores aún les cuestan algunas cosas.

El no muy soleado presente del voice commerce

Como explican en un análisis de eMarketer, el voice commerce está todavía en una situación complicada e incómoda. La culpa la tienen los propios consumidores: se sienten muy cómodos haciendo muchas cosas con sus altavoces y sus asistente, pero no tanto comprando.

Así, y como apunta un estudio estadounidense, un 25% de los usuarios de estos sistemas se siente cómodo accediendo a información sobre un producto usando el altavoz, pero solo un 10% se siente cómodo para comprarlo. La mayoría de los consumidores nunca ha comprado usando uno de estos dispositivos, por mucho que sí se sientan cómodos hablando con sus altavoces. Quienes sí han comprado, lo hacen más bien además de un modo esporádico.

Los porcentajes de compradores que emplean sus altavoces inteligentes son mínimos.

Por qué desconfiamos

¿Por qué ocurre esto? Antes de nada habría que recordar que los consumidores tampoco se sentían cómodos comprando desde sus móviles al principio del boom de estos terminales. En cierto modo, es uno de los problemas en lo que a ecommerce toca a los que tienen que enfrentarse todas las novedades.

En este caso, los consumidores no acaban por un lado de comprender la mecánica de cómo se compra online usando la voz y, por otro, no acaban de sentirse completamente seguros con el proceso. El 48% de quienes no compran, apuntaba un estudio, no lo hacen porque están preocupados por la privacidad y un 46% por la seguridad de sus datos. También temen comprar una cosa errónea o comprar por accidente más de una vez.

El voice commerce tiene que ser capaz, por tanto, de lograr sortear esos problemas. Lo hará, posiblemente, y en el futuro tendrá mucho mercado. Como adelantan en eMarketer, lo más probable es que el voice commerce crezca (y ya en 2019) en las compras que impliquen volver a comprar algo adquirido en el pasado o para aquellas compras de reabastecimiento.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo