PuroMarketing

Se prevé que el recommerce crezca entre un 15% y un 20% hasta el 2026 a nivel mundial.

El recommerce, o lo que es lo mismo la venta de productos de segunda mano, será uno de los sectores más importantes del comercio electrónico este año. Desde la agencia Ebolution, explican que "el recommerce es ya una de las tendencias más relevantes dentro del comercio online, sobre todo en el mercado de la moda pues, según datos de Statista, el valor de las transacciones de ropa de segunda mano a través de Internet, con origen o destino en España, superó los 23 millones de euros en el último trimestre de 2019".

Desde la agencia señalan que la presencia, cada vez mayor, de tiendas online de productos de segunda mano tiene que ver, por un lado, con el cambio de mentalidad del consumidor, más preocupado ahora que nunca por la sostenibilidad y, por otro, por la pandemia ya que muchas personas aprovecharon la cuarentena para iniciarse en la venta de productos de segunda mano.

En este sentido, un reciente un estudio realizado por Boston Consulting Group, prevé que el recommerce crezca entre un 15% y un 20% hasta el 2026 a nivel mundial. Un incremento que servirá para consolidar el mercado online de segunda mano, a la vez que supondrá un reto para los departamentos de marketing digital ya que tendrán que adaptarse a los nuevos hábitos de los consumidores.

Cambio relación entre minorista y cliente

El recommerce ha hecho que muchos consumidores se conviertan en vendedores, lo que les lleva a pensar con antelación en el valor que tendrá el producto que compran en el comercio online minorista en el mercado de segunda mano. Así, ya existen muchos clientes que compran productos con el objetivo de revenderlos, por lo que es inevitable que la relación entre los comercios online y los consumidores cambie.

Lujo accesible

El recommerce ha logrado que las grandes firmas se adentren en el mercado online de la venta de segunda mano, algo que hasta hace poco parecía impensable. Grandes marcas como Stella McCartney o Gucci, se han sumado ya a este modelo de negocio circular que permite a los consumidores comprar a precios bajos prendas de firmas de lujo de segunda mano. El salto de las firmas de alta costura al mundo del recommerce les permite gestionar ellas mismas estos productos y mantener a sus clientes dentro de su marketplace, evitando que se vayan a otras tiendas online, y pudiendo ganar nuevos clientes de distinto poder adquisitivo. En este sentido, una encuesta de BCG realizada con Altagamma1 en 2020, reveló que el 62% de los consumidores de lujo consideraría la posibilidad de comprar un artículo de lujo de segunda mano y el 25% indicó que había realizado una compra de este tipo en el último año (el 18% de los cuales adquirió relojes y joyas).

Sostenibilidad

Posiblemente, el compromiso con la sostenibilidad sea la principal razón para que el recommerce haya crecido tanto en último año. Y es que, los consumidores están cada vez más concienciados con el medio ambiente y el impacto que tiene el consumo en éste. Reciclar, reutilizar y reducir, son las máximas que cada vez más consumidores se plantean en su vida diaria por lo que el mercado de segunda mano es una de las mejores alternativas que tienen muchos clientes para llevar a cabo un consumo responsable.

Consolidación de las plataformas sociales

Desde Ebolution señalan que las plataformas de venta de segunda mano que ponen en contacto a vendedores con compradores crecerán este año, sobre todo, aquellas que permiten que los usuarios creen sus propios lookbooks. De hecho, según datos recopilados por BCG, un 74% de los compradores de lujo indicó que les gustaría que las marcas certificaran los productos de segunda mano que se venden a través de revendedores.

Por último, se aconseja a las empresas que desarrollen iniciativas relacionadas con el reciclaje o la reutilización de los productos que vendan ya que les permitirá mejorar su imagen de marca, ganar nuevos clientes y adentrarse en uno de los mercados con más proyección de crecimiento en los próximos años.