PuroMarketing

El Financial Times apunta en esa dirección: Apple está posicionando sus propios resultados de búsqueda y trabajando más en ese terreno 
¿Un movimiento trascendental en SEO? Apple está trabajando en su propio buscador  

Cuando se habla de estrategia SEO y posicionamiento web, al final se está hablando de cómo hacer que Google te premie en sus resultados de búsqueda. Google es el buscador más popular del mundo y, aunque no es el único buscador en el mercado, su tasa de mercado es tan elevada que hace que posicionarse en los resultados de búsqueda de los otros buscadores resulte casi irrelevante. Por ello, la estrategia de SEO gira en torno a lo que a Google le interesa y lo que su algoritmo premia.

Pero ¿están llamados los marketeros a tener que reajustar esa situación y a empezar a preocuparse por cómo aparecen en otros resultados de búsqueda y otros servicios?

En cierto modo, la presión judicial contra Google invita a pensar en un futuro más complejo en términos de búsquedas. Las autoridades están cada vez más convencidas de que los gigantes tecnológicos son un monopolio y Google es una de las compañías que centra sus investigaciones. Una de las grandes guerras en términos de monopolio es, de hecho, la que se avecina sobre la posición de Google en el mercado de los buscadores, lo que podría cambiar por completo cómo se reparte el mercado y qué deben hacer los marketeros cuando hacen SEO.

Pero, además, no solo la presión antimonopolio de las autoridades podría romper el mercado, también lo podría hacer la entrada de players potentes en el mercado de las búsquedas.

Además de buscadores alternativos centrados en la privacidad, el mercado de las búsquedas tiene a Bing, el servicio de Microsoft, como otro candidato. Su cuota de mercado mundial, según los últimos datos de Statista, está en el 2,44% y, aunque se sumase la de Yahoo (que usa su motor de búsqueda), seguiría siendo mínima. El 92,63% del mercado de las búsquedas global es de Google.

Sin embargo, en la carrera podría entrar un nuevo rival y uno bastante fuerte, ya que parte con el punto de ventaja de contar con una posición firme en el mercado de los smartphones (y no olvidemos, cada vez más búsquedas son móviles) y con la capacidad de inversión necesaria para desarrollar de forma sólida una alternativa al todopoderoso Google. Apple está acelerando sus esfuerzos para crear su propio buscador, como publica el Financial Times.

En la última versión de su sistema operativo móvil, iOS 14, Apple ya ha empezado a servir resultados de búsqueda propios cuando se hacen búsquedas desde la página de inicio. Este movimiento es, según apuntan fuentes de la industria al FT, una muestra por un lado de un avance importante de desarrollo en Apple y por otro una potencial base para lanzarse al ataque de las posiciones de Google. De las búsquedas desde la pantalla de inicio del móvil, Apple podría saltar a simplemente ofrecer un servicio general de búsquedas.

El movimiento llega cuando Google ha visto cómo aumentaban sus problemas vinculados a acusaciones de monopolio. El Departamento de Justicia estadounidense está abordando el tema, pero también Google tiene problemas en Europa.

Otros indicadores que apuntan en esa dirección

Eso sí, la maniobra de Apple no ha llegado de la noche a la mañana. Como recuerda el periódico económico, hace dos años ya fichó al responsable de búsquedas de Google, John Giannandrea. Entonces se vio el movimiento como vinculado a la mejora de Siri, pero el directivo no dejaba de ser un experto en buscadores.

A eso, la comunidad de especialistas en SEO suman, como añade el diario, que se ha visto un aumento en la actividad del Applebot. "Cuando el ratio de rastreo aumenta, nos dice que están tratando de acumular más información", señala un experto. Y si están rastreando más información es porque están asentando la base sobre la que afianzar un buscador, potencialmente.