PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

La campaña de Navidad está ya en su tiempo clave. La semana del Black Friday es una de las que mueve más ventas y más consumo, pero también el portal de entrada en el frenesí de ventas y consumo. Los momentos dorados en los que las compañías hacen - mucha -caja están a la vuelta de la esquina.

Pero ¿qué esperan los consumidores y cuáles serán las tendencias que marcarán el calendario durante esta campaña de Navidad? ¿Qué tienen que hacer para responder a sus expectativas y deseos? Eso es lo que se ha preguntado el último estudio de Capgemini sobre la cuestión.

De entrada, los consumidores van a gastar más dinero este año. Según los datos del estudio, con conclusiones globales tras el análisis de lo que ocurre en varios mercados (entre ellos España), el gasto crecerá en un 28% interanual. Lo hará todavía más entre los consumidores más jóvenes. Los compradores de 18 a 34 años subirán su gasto en un 40% frente a la campaña de Navidad de 2018.

Ese crecimiento del gasto no será la única tendencia que marcará la agenda.

El respeto al medioambiente se posiciona como elemento importante, pero no desplaza a los básicos

En los últimos meses, el respeto al entorno y la conciencia verde se han convertido en un elemento recurrente en lo que al consumo y la imagen de las marcas toca. Las compañías han hecho promesas en lo que a reducir el uso de elementos como el plástico toca, los consumidores han penalizado comportamientos negativos o se han vuelto cada vez más populares ciertos productos y ciertas marcas con voluntad verde.

En el análisis de las tendencias de consumo navideñas, Capgemini apunta que lo sostenible es una prioridad emergente, pero también recuerda que es muy importante controlar bien "los básicos". Esto es, las decisiones de compra se siguen tomando, sobre todo, partiendo del stock disponible (es el elemento destacado para el 34% de los consumidores) y la tienda tenga la ubicación más cómoda (21%). Son los dos elementos más importantes para tomar una decisión de compra cuando el precio no importa. Los consumidores también quieren calidad y poder reducir los costes de todo lo que compran.

Un 21% de los consumidores (24% cuando se centra el análisis en los consumidores de entre 18 y 24 años) también reconoce que tendrá en cuenta productos y packaging que sean 'friendly' con el medio ambiente. El dato es la media de todos los países analizados. España es, sin embargo y junto con EEUU, el que tiene un porcentaje menor, el 14%.

La campaña de Navidad también tiene una fragmentación generacional

O lo que es lo mismo: los consumidores más jóvenes ya no compran exactamente igual que los de más edad. Las prioridades para los consumidores de 18 a 34 años son distintas a las de los de más de 35. Los más jóvenes es menos probable que usen tiendas físicas y prefieren tiendas multimarca. También prefieren que las compañías usen herramientas tecnológicas para mejorar su experiencia de compra, como cajas automáticas, pagos móviles y tecnología que modifica la experiencia en tienda.

Pero para todos los consumidores hay que diversificar los canales

Una de las lecciones que las marcas han tenido que aprender en los últimos años es que los consumidores se han convertido en omnicanal. Emplean todos los canales posibles de consumo y lo hacen, además, de una manera simultánea. Ya no se prefiere uno u otro. Se quieren todos los canales.

Por tanto, no resulta sorprendente que uno de los puntos que Capgemini señala como claves para la campaña de Navidad sea el de diversificar los canales de venta. Las tiendas físicas serán quienes asuman el grueso del gasto navideño, señalan, pero eso no debe hacer perder de vista los demás canales. Los consumidores gastarán mucho también en tiendas online, pero igualmente usarán las demás herramientas y canales para localizar información o buscar descuentos.

Los consumidores quieren que todo sea cómodo y fácil

El estudio apunta dos puntos clave: los consumidores tiene su momento álgido en sus compras un mes antes del momento cumbre y también tienen mucho claro que en todo ese proceso quieren que todo fluya cómodo y sencillo. Buscan entregas rápidas (no más de tres días) y que haga todo el proceso mucho más confortable.

Esto ocurre en el ecommerce, pero los consumidores también tienen expectativas sobre los procesos en tienda. Las marcas deben hacer que todo fluya lo mejor posible.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo