PuroMarketing

Mucha programática y mucha personalización, así intentarán las marcas conectar con los consumidores

2020 ha sido un año en el que las previsiones y las tendencias han sido "robadas". Todo lo que los analistas esperaban que ocurriese y todo lo que las marcas tenían en su recámara de movimientos se han quedado rápidamente obsoletos, porque la crisis del coronavirus ha dinamitado el mercado. Nada de lo que se esperaba sucedió y las compañías tuvieron que reaccionar en tiempo record a tendencias de mercado que estaban creándose a medida que respondían a ellas.

¿Supone esto que podemos reciclar lo que esperábamos que iba a pasar en 2020 para 2021? Difícilmente. Las cosas han cambiado de un modo mucho más profundo de lo que posiblemente se esperaba en marzo, creando una realidad pre y post coronavirus.

Los analistas están empezando a hacer ya sus proyecciones, eso sí, de cómo serán las cosas en 2021, un clásico cuando se acerca el cierre del año, y los elementos que marcarán la agenda. En publicidad, un análisis en The Drum apunta las 5 cuestiones que marcarán lo que harán las marcas y empresas.

Publicidad customizada

O lo que es lo mismo: la publicidad se ajustará a quien la verá. No es exactamente nuevo. Al fin y al cabo, es la esencia de la publicidad personalizada que ha dominado en internet durante los últimos años. Ahora se convertirá en más transversal y dominará de forma más clara.

Por ejemplo, para intentar generar respuesta en los consumidores, ya no se mandarán mails o se realizarán llamadas de teléfono. Cada vez se intentará potenciar más la respuesta echando mano de vídeos personalizados.

Publicidad en vídeo

El boom de la publicidad en vídeo no se terminará con el cambio de año, sino que más bien se impulsará. Será una de las grandes tendencias de 2021, pero ajustándose al contexto. Los consumidores no quieren ver vídeos de marca larguísimos o presentaciones interminables de producto. Las marcas tendrán que ser cada vez más directas, claras y concisas con sus mensajes de vídeo.

Los vídeos breves tendrán su época dorada en el año que se aproxima, impulsado todavía más por el tirón de TikTok y los Reels de Instagram.

Publicidad móvil

La inversión crecerá en publicidad móvil. Ya era la tendencia que marcaba la agenda, pero la resaca de la crisis del coronavirus impulsará todavía más este crecimiento y esta tendencia. Los consumidores están pasando mucho más tiempo en sus móviles y consumiendo más contenidos en estos dispositivos. Las marcas tendrán que estar ahí.

Los grandes triunfadores durante los próximos meses serán las stories, que ya lo están haciendo de forma orgánica y que lo harán bajo pago, y la publicidad in-game, que ha aumentado ya de forma notable su presencia. El siguiente próximo gran caballo de batalla podría estar, eso sí, en las apps de mensajería.

Publicidad de display

Un clásico, pero uno que no va a desaparecer. La publicidad de display en internet se adapta a los tiempos y se volverán más interactivos y multimedia para conectar con los consumidores. Así, las llamadas liquid skins se están convirtiendo en tendencia, como lo está haciendo también el incorporar vídeos a los banners.

IA y publicidad programática

La publicidad programática, a pesar de las críticas y de los temores de las marcas, no desaparecerá. Lo que sí hará será integrar la inteligencia artificial para ser más efectiva a la hora de conectar con los consumidores. Los anuncios irán a audiencias mucho más específicas y concretas, como también se mejorará la gestión de canales. Se hará usando la IA para gestionar esas decisiones.