Tomasz Wnuk es, desde 2016, director comercial global de RTB House, una compañía especializada en...
PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El mobile commerce es una de las tendencias que mayor crecimiento está experimentando en la actualidad, y está inseparablemente conectada con el crecimiento de las compras dentro de las aplicaciones. Pero muchas empresas aún no siguen este camino y se apegan a los formatos y herramientas básicos, especialmente en marketing. En un sector tan rápidamente desarrollado y competitivo como el del ecommerce, mantenerse al día con las tendencias y los cambios es simplemente una obligación, y si las marcas no se enfocan en las aplicaciones, probablemente aprenderán esta lección muy rápidamente.

En 2019, eMarketer prevé que el gasto en publicidad móvil va a ascender a 232.340 millones de dólares a nivel mundial. Además, según Statista, se prevé que el tráfico global de datos móviles aumentará casi un tercio entre 2018-2021 y, la razón según los datos de la misma fuente, es que el número de usuarios de teléfonos móviles ha aumentado hasta casi los 2700 millones. Además, el 87% de los usuarios de dispositivos móviles emplean gran parte del tiempo en el uso de apps.

El crecimiento incesante de la velocidad de internet también está también influenciando este proceso de manera constante año tras año. Con el objetivo de adaptarse a la era móvil, algunas de las grandes compañías de retail crearon sus propias aplicaciones? pero no todo debería quedarse ahí. En el mundo del comercio electrónico, donde las nuevas tecnologías y las formas de llegar a los clientes evolucionan cada mes, esto no es suficiente. Si las compañías no adaptan sus técnicas y no hacen partícipes a sus usuarios, sus marcas desaparecen. Por lo tanto, la pregunta principal para los profesionales de marketing de todo el mundo no es: debemos apostar por el móvil, es una evidencia, pero ¿cómo utilizar el potencial de los móviles en las ventas?

Pero, antes de analizar las posibilidades de crecimiento, es crucial conocer la idea detrás de la aplicación móvil. Hoy, cada marca, especialmente de la rama de comercio electrónico, debe tratar las aplicaciones como un nuevo canal de ventas y una nueva forma de mejorar la experiencia del cliente con la marca.

App vs web responsive optimizada para móviles

De acuerdo con TechCrunch, las aplicaciones móviles tienen tasas de participación mucho más altas que las webs optimizadas para dispositivos móviles, y tasas de conversión entre un 100% y un 300% más elevadas. Este aumento en las ventas se debe al crecimiento en el volumen y también en la frecuencia de las visitas. Como indica el análisis de Bain & Co, los usuarios de las aplicaciones móviles recorren el camino del cliente tres veces más rápido y visualizan hasta cuatro productos más por sesión que usuarios de diferentes canales.

Detrás de estos números podemos encontrar actividades y herramientas específicas, que no se pueden usar en sitios web optimizados para dispositivos móviles. En primer lugar, las aplicaciones se ejecutan y se cargan más rápido. Las personas utilizan mucho los dispositivos móviles y las aplicaciones, y al hacerlo están a solo un clic de distancia de su marca.

Según el informe de App Annie, el tiempo dedicado a las aplicaciones de compras aumentó a 18.000 millones de horas en 2018 en todo el mundo. Se debe directamente a las posibilidades de conexión instantánea con los usuarios, lo que brinda a los profesionales de marketing muchas oportunidades para atraerlos, por supuesto a través de la aplicación, pero también a través de mensajes push, correos electrónicos, notificaciones, etc. Y esto nos lleva a la característica más importante de las aplicaciones móviles: la personalización.

Desde la entrega de ofertas y actualizaciones personalizables, a través de programas de fidelización, hasta la geolocalización y la monitorización del compromiso del usuario. En general, el entorno de aplicaciones es una gran área para probar diferentes enfoques y tácticas de marketing, que finalmente conducirá a tasas de conversión más altas. Por otra parte, también hay otra cosa que vale la pena conocer. El análisis de Compuware muestra que el 85% de los consumidores prefieren las aplicaciones en lugar de las web responsive.

Conversiones móviles: el trato real se acerca a nosotros

Como indica el informe de App Annie, un 60% más de las aplicaciones se monetizarán a través de la publicidad integrada en la aplicación en 2019. Pero aún muchos anunciantes no están al tanto de las posibilidades de publicidad dentro del entorno de la aplicación. Esto es sorprendente, ya que la competencia entre las marcas es cada vez más difícil y más exigente, al igual que los comportamientos, necesidades y expectativas de los usuarios. Según Adjust, que analizó ocho mil millones de aplicaciones en todo el mundo, las aplicaciones se eliminan de media los 5.8 días posteriores a su último uso. Por supuesto, hay muchas razones que lo explican como, por ejemplo, no tener suficiente espacio de almacenamiento, fallos en el sistema, poca experiencia del usuario, o simplemente, olvidarse de la aplicación y no usarla, debido a la falta de compromiso. Y esto nos lleva al tema del retargeting.

Las marcas están utilizando el retargeting con éxito para atraer a compradores activos o a usuarios para que regresen y completen la compra en sus ecommerce. En pocos años se ha convertido en una herramienta imprescindible para el marketing digital. Pero aun así, muchos de ellos no lo usan para aplicaciones de compras móviles. Según los datos internos de RTB House, ya más del 80 por ciento de las existencias de inventario están en dispositivos móviles. Sabiendo todo eso, la conclusión es simple: la marca que se preocupa por la reorientación de su tienda virtual, debería preocuparse de la misma manera por la reorientación en las aplicaciones.

La integración, la parte más fácil

La segunda razón es la reticencia de las marcas para integrar las herramientas de retargeting con las aplicaciones. A menudo asumen que es un proceso complejo, similar a la integración de las tiendas web. Sin embargo, la verdad es bien distinta. Las compañías de retargeting desarrolladas ya están integradas con muchos proveedores y plataformas como socios. Entonces, cuando la marca tiene una aplicación configurada en dicha plataforma, las integraciones se realizan en segundos.

Además, el retargeting que se realiza dentro de las apps sigue los mismos patrones que el retargeting web. Ayuda a mantener a los usuarios interesados ??y los hace más propensos a regresar en el futuro, impulsa las conversiones y las ventas con anuncios personalizados y ofertas relevantes en el momento adecuado, mejora la experiencia del usuario y muestra los productos relevantes. Además, las campañas pueden ser totalmente personalizadas. No hay ninguna diferencia en este canal, excepto el número de clientes móviles, que está en constante crecimiento. Los datos de Statista muestran que el 67% de los usuarios afirma que la experiencia de las aplicaciones móviles les hizo comprar el producto. El potencial es real y los clientes están ahí afuera, esperando a que su marca se haga visible.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo