Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
Por qué las marcas usan cada vez más la realidad virtual en sus anuncios
En definitiva, la realidad virtual permite ir mucho más allá y posibilita que el consumidor sienta que es parte del mensaje
La Realidad virtual, cada vez más presente en la Publicidad y los anuncios de las marcas
692 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Tu escuela de negocios online especializada en el desarrollo ejecutivo de tu perfil profesional
  • Semipresencial en Madrid · UCJC · Prácticas Remuneradas ¡Admisiones abiertas! · Inicio Febrero 2018
  • Descubre la manera más rentable y efectiva de activar tu estrategia de marketing de contenidos
  • PuroMarketing

    La realidad virtual no es solo una herramienta que generará nuevas oportunidades en los contenidos y una que hará que los servicios entren en una nueva dimensión, sino que es también una herramienta clave para comprender lo que se puede esperar de la publicidad del mañana. Frente a las herramientas disponibles ahora mismo y frente a lo que las marcas pueden hacer a la hora de crear publicidad, la realidad virtual permite crear experiencias mucho más completas, crear anuncios mucho más atractivos y que generan mucho más engagement y destacar por encima de la competencia.

    Lo cierto es que por el momento no son muchos los consumidores que disponen de herramientas para conectar con estos contenidos. Esto es, por el momento, pocos son los consumidores que realmente tienen las gafas que posibilitan ver contenidos de realidad virtual. Pero, aunque estos consumidores son todavía limitados y aunque la masa de potenciales clientes a los que las marcas pueden acceder con estos contenidos y con esta publicidad en realidad virtual es aún mínima, lanzarse a por ello tiene sus réditos y reporta un cierto valor, uno que va mucho más allá de simplemente conectar con grandes masas.

    Por un lado, la compañía en cuestión experimenta con un formato que estará en posiciones destacadas en el futuro inmediato. Las estimaciones de las firmas de análisis y de los expertos apuntan a que la realidad virtual está entrando en su fase de esplendor y de popularidad y que acabará ocupando una posición destacada en el futuro inmediato. En los próximos tiempos, las marcas no tendrán más remedio que estar ahí y empezar ahora ya les permite prepararse mejor y conocer antes que nadie cuáles son sus potenciales fortalezas y fallos.

    Por otro lado, las firmas que están empezando con ello se convierten en early adopters, en pioneras del nuevo terreno. Sus anuncios se convierten en material para artículos y en contenido noticioso y logran conectar incluso con aquellos consumidores que ni los están viendo ni podrán verlos. Las marcas logran además conectar de forma especial con aquellos consumidores que han empezado a probar el formato.

    De forma paralela, estas pioneras de la realidad virtual emergen como marcas especialmente avanzadas, como firmas dinámicas e innovadoras. Probar la realidad virtual ahora, cuando todo el mundo está esperando aún a ver qué ocurre, sirve para reforzar ciertos valores de marca y para posicionar a las compañías como algo mucho más moderno, como una firma distinta, una que sabe mirar al futuro.

    Las marcas que ya lo están probando

    Y algunas compañías parecen haber comprendido el mensaje y se han lanzado a experimentar con la realidad virtual. El quién puede hacerlo es además un terreno variable. Esto es, no hay que pertenecer a cierto nicho concreto de mercado para lanzarse a por ello y no hay que ser simplemente una compañía de cierto segmento concreto para experimentar con la tecnología de nueva generación. Cualquiera puede probar a posicionarse.

    Una de las firmas que está jugando más con esta herramienta es McDonalds. La compañía ya protagonizó los titulares en lo que a realidad virtual se refiere cuando, hace unos meses, una de sus filiales regaló unas gafas de realidad virtual (más o menos). La compañía convirtió a la caja del Happy Meal en una potencial gafa de realidad virtual y se erigió así en una de las primeras firmas que usaba la realidad virtual para conectar con los niños. La última experiencia de la cadena de comida rápida en la realidad virtual viene vía un acuerdo de colaboración con la franquicia Angry Birds, como ha podido saber AdWeek.

    La cadena se ha asociado con Rovio, los creadores del juego/imperio de los pájaros, y con Sony en la promoción del tráiler de la última película protagonizada por los Angry Birds. El formato es experimental y no una promoción al uso de la película. El consumidor puede moverse por un restaurante de la cadena e interactuar con las personas que están sentadas en las mesas (puede hacerse selfies con ellos). El vídeo de partida para la experiencia está subido a YouTube y se acerca a los 5 millones de visitantes (allí, sin realidad virtual de por medio, puede verse como un vídeo 360º), demostrando el interés de los consumidores por este tipo de contenidos. ¿Qué pintan en medio los Angry Birds? Ellos también están en el restaurante y los pájaros animados conviven con la imagen real.

    No son las únicas campañas que emplean la realidad virtual y cada vez es menos difícil encontrar ejemplos. La industria del turismo es una de las que está empleando de forma más recurrente la realidad virtual para crear experiencias y anuncios que conecten, desde los hoteles Marriott y sus postales de realidad virtual sobre sus destinos hasta las cadenas de agencias de viajes, como Thomas Cook o Virgin Holidays, que crean experiencias a medida para sus establecimientos comerciales.

    ¿Qué tienen en común todos estos anuncios y todas estas experiencias?

    El consumidor puede probar la experiencia de estar en el destino que le interesa y que este visionado le ayude a decidir qué quiere hacer o el destino en el que reservará sus vacaciones. Y, en el caso de las agencias de viaje físicas, la realidad virtual es también un elemento que genera un foco de atención por un formato que estaba perdiendo la partida frente a internet.

    La realidad virtual también se emplea para crear una experiencia inmersiva de detrás de las cámaras, o de detrás de la producción, en una suerte de intento de hacer vivir al consumidor la experiencia de producir lo que está consumiendo y hacer que lo sienta más cercano. Es lo que han hecho el Tequila Patrón o la firma de zumos Ocean Spray (que creó una experiencia web para ver cómo se recolectan las frambuesas con las que hacen sus zumos).

    En definitiva, la realidad virtual permite ir mucho más allá y posibilita que el consumidor sienta que es parte del mensaje, ya sea colándolo entre bambalinas, permitiéndole conducir un coche de lujo (muchas marcas de automóviles están creando estas experiencias virtuales) o haciendo que un capítulo de una serie de televisión sea distinto.

    Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar