Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
249 Shares
  • PUBLICISTA Y COMUNICADOR ESTRATÉGICO
  • La mejor formación en Marketing Digital. Ahora con un 30% de descuento en tu matrícula
  • Que integra CRM, facturación y gestión de proyectos para hacerte tu día a día más sencillo
  • Prepárate con el Máster más especializado del mercado. #IOT #SEM&SEO #CLOUDING ¡Ahora con Descuento!
  • PuroMarketing

    Trabajar con el cliente y no para el usuario. Es la nueva consigna que propone la era de los contenidos para la publicidad.

    Estamos acostumbrados a basar la publicidad en un modelo tradicional, donde existe un mensaje que se transmite a sus posibles consumidores por algún medio ya sea gráfico o audiovisual. Pero ¿qué es lo que sucede? Tal como lo mencionamos en la nota “Los nuevos medios en la publicidad” Ya no basta con la publicidad tradicional ni BTL, ni siquiera el uso de medios como internet, videoconsolas o el teléfono móvil. Hoy el mercado tiene nuevas exigencias y junto a esto las oportunidades son cada vez mayores.

    Pero, realmente, ¿habrán nuevos modelos de comunicación?

    Buscando explicación encontramos a Sergio Godoy, MBA PhD, director de Investigación y Postgrado de la Facultad de Comu­nicaciones de la Universidad Católi­ca de Chile, explica para Radiografía del Chile Digital 2.0 en el Bicentenario quien explica que finalmente todo siempre se basa en un de los modelos de comunicación preexistentes: Están el uno-a-uno, una conversación entre iguales con roles intercambiables de emisor y re­ceptor reproducido más tarde por las telecomunicaciones; el uno-a-muchos, esquema de medios de comunicación convencionales, con un emisor centrali­zado de varios receptores relativamen­te pasivos, y el muchos-a-uno, el “mo­delo biblioteca” y/o de la internet 1.0, en que un “receptor” activo elige selec­tivamente los contenidos generados por una multiplicidad de “emisores”. Al parecer, aunque al final la base es siempre la misma, pareciera que constantemente es necesaria una reinvención de éstos modelos y una adaptación con uso de nuevas tecnologías.

    Las marcas, buscando innovar y entender que realmente su foco es hacia el cliente, hace ya algunos años aparecieron los famosos “servicios al cliente” o “contacto”, donde se recogen las inquietudes de éstos e intentan solucionar sus problemas, promociones específicas y regalos para mantener felices a sus consumidores. Pero en Internet la cosa es algo diferente, tal como ya el 2006 lo adelantaba Divergente S.A. con el “Poder del usuario” : Hoy el usuario no sólo recibe información (o campañas), sino el usuario (desde las condiciones sociales y tecnológicas actuales) genera, administra y articula Información. Algo se veía cambiar y hoy queda de manifiesto cómo éstos, mediante incluso simples comentarios pueden generar cambios reales, invenciones o incluso que un producto específico desaparezca. Hito de ello son las redes sociales verticales, espacios colaborativos que se enfocan a un solo tema o producto y está claro, cualquier usuario antes de comprarse un bien durable, primero consultará en Internet respecto a las posibilidades y experiencias de otros usuarios para encontrar así la más económica y de mejor calidad.

    Sin duda pareciera todo ir en una misma dirección, el usuario. Es por ello que hoy es necesario tener estrategias de comunicación y marketing específicas para la red, ya no basta acomodar lo analógico en lo digital, éste nuevo mundo requiere estrategias específicas y con alta participación de los usuarios, un modelo donde es clave el tema del contenido y no hablar de forma agresiva como un pop-up. A continuación presento un modelo base con alta masificación y de resultados aparentemente concretos y reales.

    Este es un modelo de desarrollo y gestión de contenidos digitales que en 7 áreas aborda desde la estrategia previa a la creación del contenido hasta su implantación. Los elementos que forman parte de este modelo son los siguientes: definir, crear, mediatizar, interactivar, envasar, publicar y gestionar. Donde cada una de las etapas da paso a la siguiente y a su vez necesita de la anterior. Permite gestionar contenidos cada vez más adecuados y la disipación de efectos negativos si han sido cada una de las etapas bien aplicadas.

    Una nueva realidad que lleva a las marcas a plantearse un nuevo espacio multifactorial, donde las nuevas tecnologías ya no son algo externo sino que se han integrado dentro de ella. Tal como lo explica Dra. Elena Fernández Blanco de la Facultad de Comunicaciones de la Universidad Pontificia de Salamanca: la publicidad está presente en cualquier contenido para lograr una relación emocional, que sea gestionada por y entre los propios consumidores. Todo ello debe desembocar en experiencias positivas para el usuario, que redunden en un retorno eficaz para la marca. El branded content, la relación emocional con la marca y la publicidad social/colaborativa generan este espacio multidimensional que son necesarias entender hoy en día antes de intentar satisfacer necesidades.

    Una buena experiencia puede llevar al usuario a opinar bien de mi marca, si esto lo ven otros usuarios interesados en buscar información repecto a la categoría, tendré el trabajo realizado ya que no hay mejor publicidad que la que hace el propio usuario acerca de mi marca. Atrevámonos a crear más y mejores contenidos. Dejemos que sean finalmente nuestros propios consumidores quienes decidan acerca de nuestra marca. Contenidos que no irrumpan abruptamente la vida del consumidor (agradables), que entreguen valor, generen experiencia y hablen de las preferencias e intereses de nuestros consumidores pueden ser la mejor estrategia al momento de diseñar un plan de publicidad en la red.

    PUBLICISTA Y COMUNICADOR ESTRATÉGICO
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar