Noticia
Tecnología
Internet ha vuelto a poner de moda el podcast y la radio revive de nuevo
Publicado por Redacción

Durante las últimas semanas, todos los medios estadounidenses que hablan de las cosas que están absoluta y rabiosamente de moda repetían una palabra de forma recurrente en sus titulares. La palabra era Serial y detrás de ella se ocultaba no solo un documental (ese género que no suele despertar pasiones) sino además un programa de radio de los que podrían llamarse simplemente independientes.

Serial recoge la investigación que Sarah Koenig, una productora asociada a This American Life (uno de los podcasts que están recuperando el género en Estados Unidos), realizó sobre la relación entre Adnan Syed, un estudiante adolescente, y su ex novia Hae Min Lee, que fue asesinada en 1999 y, según un tribunal estadounidense y basándose en el testigo de uno de los amigos de los dos jóvenes, murió a manos de su ex novio. Koenig se entregó a una intensa investigación y el podcast (casi una hora de programa que salía cada semana) era esperado con pasión por los internautas.

El podcast se convirtió en líder de descargas en iTunes en varios países y consiguió cifras millonarias de oyentes. En un artículo en The Wall Street Journal recuerdan, incluso, que se asoció rápidamente a aquellos contenidos de la era dorada de la radio y que el efecto que tuvo en los oyentes ha ido mucho más allá de lo que suele suceder en internet. Los profesores de inglés de los institutos estadounidenses empezaron a usarlo como material de clase (ya que el programa jugaba muy bien con las técnicas narrativas), los internautas empezaron a investigar los hechos de forma paralela a medida que avanzaban las entregas y hasta Hollywood empezó a obsesionarse con la historia. Teniendo en cuenta que detrás de todo está la radio pública de Chicago y una organización sin ánimo de lucro, el programa ha conseguido un éxito sobresaliente.

explica una voz de la industria a NYmag, ahora que los contenidos radiofónicos han saltado al formato bajo demanda los oyentes se han lanzado en masa a ellos. Los pioneros de la segunda ola de los podcasts están siendo a la radio lo que Netflix fue en su momento a la televisión.

Y, además, crear estos contenidos resulta mucho más barato que crear contenidos en vídeo (los recursos técnicos necesarios son menores) lo que hace que amortizarlos sea más sencillo.

Tienen ya publicidad

Porque, y ahí está la gran diferencia con los podcast del pasado, la industria del podcast de hoy en día (al menos la de Estados Unidos, que es la que está marcando la pauta) es rentable. Todos estos contenidos cuentan con anunciantes y tienen por tanto ingresos asociados a su trabajo. En el caso de Serial, por ejemplo, MailChimp se convirtió en su patrocinador y ayudó a soportar los gastos asociados a la investigación.

Para las marcas, los podcasts son una manera de llegar a los internautas de una forma en la que sí son conscientes. No hay forma de saltarse los anuncios (o al menos es casi más cómodo escucharlos sin mayor preocupación) y tampoco han desarrollado (como ocurre con los banners) la capacidad de ignorar esos contenidos. Y los estudios dicen que el consumo de estos contenidos (con unos auriculares de forma individual) hace que sea una experiencia más íntima y personal que la de otros contenidos en otros formatos, sentimiento que se aplica también a los anuncios que se escuchan durante la emisión.

Publicado por Redacción

Comentarios (1)

!Únete y participa en la conversación!
Todostartups
Destacado

Emprender startups: con la música en esta parte

TodoStartups Jul 5, 0202