PuroMarketing

Lo físico volverá poco a poco, pero no desplazará a lo virtual incluso cuando se espera que las cosas mejoren 
¿Cómo serán los eventos corporativos en 2021? Sus organizadores tendrán que pensar en formatos híbridos

La primera gran feria del año en el universo tecnológico y también para los marketeros - que ven muchas de las tendencias que dominarán la agenda en experiencias y en agenda digital en ella - es el CES. Habitualmente, se celebra en las primeras semanas de enero y sirve para generar un flujo de noticias y análisis. Este año la feria se celebrará. Es uno de tantos eventos que seguirán en 2021, pero lo hará con una experiencia completamente virtual. En lugar de un evento presencial, como es habitual, la feria se refugiará en la red. La crisis del coronavirus así ha obligado a hacerlo.

El CES parecía, al menos cuando se hacían cuentas de cómo sería 2021, una de las últimas grandes ferias que tendrían que adaptarse a un nuevo entorno y a una nueva fórmula para evitar los desplazamientos, el contacto humano y los contagios. Muchas de las ferias y de los eventos de empresa que se celebran en los primeros meses del año se habían desplazado hacia el verano, intentando así asegurarse de que podrían seguir adelante y recuperar lo perdido.

Pero, a dos semanas de inicio de 2021 y viendo el estado de las cosas (desde los confinamientos en varios países al avance de la enfermedad pasando por la inestabilidad política en Estados Unidos y sus consecuencias), parece cada vez más lejano ese futuro en el que los congresos, las ferias y los eventos volverán a tener asistentes 'reales' y 'físicos', en lugar de hacerlo todo cada uno desde sus domicilios y usando herramientas de videoconferencias.

Incluso manteniendo la previsión de que los eventos vuelvan a una cierta normalidad a partir del verano, sus organizadores seguirán enfrentándose a problemas con limitaciones en viajes, ya sean por leyes ya sean porque algunas empresas seguirán evitando mandar a sus trabajadores a otros lugares. Esto les obligará a mantener una parte virtual que en el pasado evitaban, potenciando el desplazamiento en persona y los eventos presenciales.

Los eventos corporativos seguirán siendo, así, diferentes a lo habitual pre-coronavirus. Y, de hecho, los analistas ya están dejando claro que, se espere lo que se espere y se trabaje con los calendarios con los que se trabaje, el futuro inmediato de los eventos corporativos será híbrido.

Los eventos híbridos

Esto quiere decir que no se puede esperar una recuperación a la normalidad prepandemia inminente, pero también que no se debe simplemente confiar todo a lo virtual y a las invitaciones a webinars. Eso seguirá existiendo y continuará teniendo su momento, pero los eventos corporativos tendrán que ser capaces de fusionar los dos mundos y mantener la seguridad y la higiene pandémica.

Solo un 30% de los organizadores de eventos corporativos asegura que solo hará eventos virtuales que sustituyan a los eventos físicos en 2021, como ha desvelado un estudio de Global DMC Partners, frente a un 42% que apunta a que los eventos serán híbridos. En 2020, el 72% de los organizadores de eventos señalaba que solo haría eventos virtuales y un 14% híbridos.

Los eventos corporativos tendrán elementos virtuales y acciones que operarán solo en la red, pero también usarán acciones 'cara a cara' de forma controlada y conectada a lo que están haciendo online. Se usarán recursos de los dos mundos y se reforzarán unos con otros.

Preparándose para el futuro

Lo interesante es que esto no será únicamente una solución a los problemas de la pandemia, sino algo más complejo y con un potencial a más largo plazo. Como explican en eMarketer, los eventos híbridos de 2021 darán a los organizadores la oportunidad de explorar el cómo serán los eventos corporativos en el futuro.

Igual que no se espera que el trabajo vuelva a la normalidad precrisis y que el teletrabajo desaparezca con la misma rapidez con la que se puso de moda como parche a los problemas que generaba el coronavirus, tampoco los eventos virtuales y los híbridos volverán a desaparecer del panorama de acciones corporativas. 2021 será así una oportunidad para comprender cómo serán las cosas a cierto tiempo vista.