PuroMarketing

Todavía hay un porcentaje importante que cree que un hombre es mejor para ser CMO  

Durante los últimos años, muchos han sido los estudios y los análisis que han puesto en evidencia que la publicidad y el marketing siguen empleando ciertas ideas y reclamos que se asientan en estereotipos de género. Aunque todavía hay mucho que cambiar, la industria ha empezado a hacer los deberes - posiblemente porque la publicidad estereotipada ya no funciona y ya no llega a las audiencias - y ha comenzado a posicionarse con visiones más ajustadas a la realidad. El cambio en las campañas de Barbie es un ejemplo perfecto. Otro es el cómo ha cambiado la familia de los anuncios.

Pero, aunque han empezado a hacer los deberes en el trabajo final, cabría preguntarse qué está ocurriendo de forma interna. ¿Está la industria del marketing y la publicidad trabajando por la igualdad salarial, la igualdad de géneros y el equilibro entre sus profesionales? ¿O sigue arrastrando ciertos patrones del pasado que chocan con la igualdad? ¿Ha logrado dejar atrás la industria el sexismo?

Los estudios no son exactamente optimistas. Un estudio británico de Samsung Pioneers señala que solo el 19% de los ciudadanos cree que hay igualdad en su espacio de trabajo. Un 44% todavía sigue creyendo que algunos trabajos son más adecuados para hombres y otros para mujeres. Aunque estos datos son del mercado de trabajo en general, los datos específicos de la industria del marketing tampoco son especialmente positivos.

Un 21% sigue creyendo que el rol de CMO es un trabajo "para hombres" (frente a un 5% minoritario que lo ve como un trabajo "para mujeres"). Esto ocurre con el rol del CEO en un 29% para la posición que es de hombres y un 3% que es de mujeres.

Aunque los porcentajes restantes dan como válida la neutralidad del rol, las cifras de quienes lo ven todavía como un rol con género son demasiado altas. El estudio también apunta que todavía hay quienes creen que los hombres son mucho mejores en liderazgo y las mujeres en empatía.

Lo que ocurre en los medios

Las conclusiones son paralelas a otro estudio sobre sexismo en la industria de los medios. Según conclusiones de un análisis de McKinsey, las mujeres tienen una presencia bastante amplia en la industria de los medios y del entretenimiento, pero lo hacen todavía en puestos mucho más junior.

Cuanto más senior es el nivel, menos mujeres aparecen. Solo el 27% de los puestos a un nivel de C-suite de esta industria están en manos de las mujeres. La mitad de los encuestados en el estudio de McKinsey reconoce, incluso, que mujeres y hombres son juzgados con diferentes estándares en la industria de los medios.

Otra investigación, esta del Consejo de Europa, ha concluido que lo que tres cuartas partes de la población europea lee, escucha o ve en las noticias son hombres. Las mujeres casi nunca aparecen como expertas y la cobertura informativa sigue sesgada por los estereotipos de género y ciertas noticias - como la violencia machista - se cubren de un modo sensacionalista.

Los estereotipos sobre las mujeres perviven también en los mensajes de las marcas y en los anuncios, a pesar de todo el trabajo realizado. Eso sí, aquí la presión de los consumidores es más elevada, más ruidosa, lo que ha llevado a que varias campañas se hayan tenido que retirar por su carga sexista.