PuroMarketing

Recientemente, un estudio global de eficacia en ventas de la publicidad en televisión, realizado por Atresmedia Publicidad y Kantar Worldpanel, concluía cómo la publicidad en televisión, además de ayudar a construir marca, generar notoriedad y confianza, resulta de gran ayuda a la hora de incrementar las ventas y genera un ROI positivo para las marcas.  Datos que confrontan directamente con los ofrecidos por Zenith, y que revelaban como el índice de popularidad de los anuncios de televisión sigue cayendo en picado. Según este último informe, los espectadores solo ven el 2,3% de la publicidad emitida en horario prime time, llegando a la conclusión de que la publicidad televisiva sigue perdiendo eficacia y relevancia.

Sin embargo, todo parece indicar que este bajo índice de efectividad podría estar relacionado directamente con el tiempo y duración de los bloques de anuncios publicitarios. Es decir, a pesar de lo que se creía habitualmente, a mayor número de anuncios, los spots publicitarios aumentan su efectividad y la atención recibida de los espectadores y televidentes.

Estas han sido las principales razones de la decisión tomada por Mediaset España para impulsar su nuevo modelo publicitario para 2014 a través de Telecinco. Se trataría de introducir bloques publicitarios con un mayor número de anuncios. Hasta 30 minutos de publicidad ininterrumpida en su horario de Prime time y otras franjas de gran audiencia. 

Los responsables de la cadena, consideran que estos nuevos bloques publicitarios servirán para que las marcas puedan también promocionarse a través de spots de más larga duración a través de los que contar historias más desarrolladas siguiendo las nuevas tendencias de los vídeos que las marcas desarrollan para otros medios como internet.  

El gran reto para la cadena ha sido lidiar con las normas y leyes audiovisuales que establecen los límites publicitarios en relación al número de minutos por cada hora de emisión. La actual Ley establece que las televisiones solo pueden emitir un total de 19 minutos por hora entre anuncios convencionales (12 minutos), autopromoción (cinco minutos) y telepromoción (dos minutos). Sin embargo, la fórmula de Telecinco pasa por eliminar otros formatos y contenidos promocionales para aumentar su programación y así el número de anuncios. Para ello, Telecinco prescindirá de programas de Teletienda, Juegos de Casino y programas de televidencia para introducir su nuevo modelo publicitario.

Otros programas de la cadena también se verán afectados al ver limitadas sus acciones promocionales. Entre ellos, programas como el de Ana Rosa Quintana o Sálvame, que tendrá que prescindir de las promociones y acciones de "product placement" que actualmente protagonizan algunos tertulianos como Belén Esteban, Lidia Lozano o el propio presentador Jorge Javier Vázquez. De esta forma, la intención de la cadena es compactar los minutos de publicidad en estos nuevos bloques publicitarios de 30 minutos que comenzarán a ser emitidos a partir del próximo 1 de enero.

Telecinco también ha querido mostrar su compromiso con la nueva y emergente televisión digital y conectada, anunciando su acuerdo con varios fabricantes para añadir nuevas funcionalidades que beneficiarán a la cadena y a la propia efectividad de estos nuevos bloques de anuncios. Se trata de introducir nuevas funciones que permitirán bloquear cualquier mando a distancia durante la emisión de sus anuncios, evitando así que los espectadores puedan cambiar o alternar entre cadenas.

Si llegaste hasta aquí, descubriste nuestra broma adelantada para el Día de los Santos Inocentes.