PuroMarketing

UGT pide seguir el modelo francés, con una carga limitada publicitaria en la televisión pública

Hace unos años, la televisión pública estatal echó el cierre a la publicidad. TVE eliminó la publicidad: el último anuncio del año de 2009 fue también el último anuncio de la historia de TVE. La retirada de anuncios entonces elevó el consumo general de televisión y se asentó en la idea de que la televisión pública era, justamente, un servicio público. Aunque pueda parecer que hace mucho tiempo que la televisión pública no tiene anuncios, lo cierto es que las cosas son relativamente recientes en el tiempo.

Eso sí, en esos diez años escasos mucho ha cambiado en el mercado televisivo. Las audiencias de Televisión Española se han desplomado, a pesar de no tener anuncios, pero lo cierto es que las audiencias generales de la tele lo han hecho también. Cada vez más personas ven contenidos bajo demanda y en servicios online, dejando a la televisión lineal en una situación de crisis.

Pero, además, desde que la televisión pública apagó los anuncios nunca dejó de debatirse sobre la financiación del servicio. Si los anuncios no inyectan capital, alguien tiene que hacerlo.

Como otros servicios públicos, la tele pública lo hace a cargo de los Presupuestos Generales del Estado, aunque durante los últimos años los gestores de la televisión han ido señalando que la cantidad de dinero que reciben - que finalmente ha crecido este último año - no es suficiente para dar el servicio que deberían dar.

Las operadoras de telecomunicaciones estaban gravadas con una tasa del 0,9% que servía para financiar a RTVE, aunque la próxima Ley de Audiovisuales podría eliminarla y migrar esa presión impositiva a los servicios de streaming. La tele pública también recibe un canon de las televisiones privadas.

¿Importando el modelo francés?

Este cambio en la situación ha hecho que se vuelva a hablar de publicidad y que nuevas voces reclamen el retorno de los anuncios a la televisión pública. La propuesta que UGT ha hecho de cara al nuevo plan estratégico de RTVE implica justamente eso: el sindicato ha pedido que la publicidad vuelva, aunque de forma limitada, siguiendo el modelo francés de televisión pública.

"El modelo francés, que inspiró la actual Ley de Financiación, tiene cuatro vías de financiación para la televisión pública: canon por televisor, 0,9% sobre los ingresos a las telecos, un 3% sobre los ingresos publicitarios de las televisiones privadas y una presencia de publicidad en pantalla de solo un 25%", ha señalado el sindicato, como recoge CincoDías.

No sería, por tanto, una vuelta absoluta de los anuncios, sino una carga de publicidad muy limitada. UGT señala además que, si los anuncios vuelven a TVE, desaparecería el canon de la tele privada.

El sindicato no es el primero que habla de una vuelta de la publicidad a TVE. La Asociación de Usuarios de Comunicación lo pidió también ya en 2013 y en 2015. En su caso, creían que era la única vía para que la televisión fuese sostenible.

¿Volverán los anuncios a RTVE? Está por ver. Eso sí, si TVE recupera en ese futuro hipotético los anuncios lo hará en uno de los momentos más complicados para la publicidad en la televisión tradicional.