PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas

El próximo viernes 23 tendrá lugar el esperado Black Friday; una jornada que cada vez cuenta con más adeptos y que algunos comercios y tiendas online ya han comenzado, aprovechando su lanzamiento en otros países, como en Latinoamérica. En 2018 el Black Friday movió en España a través de internet, un total de 1.560 millones de euros, un 10% menos que el año anterior según la Asociación Española de la Economía Digital, pero para este año se espera un aumento hasta los 1.700 millones de euros. En total, cada comprador gastará entre 200 y 300 euros.

Pero, ¿cómo los aprovechan los consumidores españoles? La última encuesta realizada por Acierto.com revela que hasta 3 de cada 5 comprarán de forma impulsiva. Y es que muchos apuestan por adelantar los regalos de la próxima Navidad y de las ventajas de las compras online.

El dato llama ciertamente la atención pues, según los datos de la entidad, las compras por Internet suelen realizarse de forma más meditada; tanto, que más del 90% de los internautas compara precios antes de realizar una transacción. ¿Por qué no lo hacen en esta ocasión entonces? Pues porque la mayoría de ellos no cuestionan la autenticidad de las rebajas -solo 2 de cada 10 lo hacen-. Algo que, al mismo tiempo, ha provocado que cada vez sean más negocios los que se atreven con esta iniciativa. Prácticamente todos los comercios apuestan por el Black Friday y, además, con una importante inversión en publicidad.

La publicidad es clave

Pero, ¿por qué es tan importante la publicidad para el Black Friday? Entre otros, por su capacidad a la hora de influir en las decisiones de compra de los consumidores. Tal es así que solo la publicidad en el punto de venta "facilita" la elección de un producto al 87% de los encuestados, esto ocurre tanto en la tienda física como en la venta online. Concretamente el pasado 2018 se movieron 1.560 millones en compras sólo a través de internet, un 10% más respecto al año anterior. Además, hasta 9 de cada 10 consumidores, compran productos no planificados solo porque se encuentran en un lugar atractivo de la tienda, o porque se sienten atraídos por la oferta, aunque no lo necesiten. Algo de lo que son conscientes hasta 3 de cada 5 usuarios.

Esto lo facilitan desde los spots hasta el packaging de los productos,también entra en juego la imagen que tengan los consumidores de la marca; es decir; los valores a los que la asocien.

Curiosamente, tienden a confiar más en aquellas compañías cuyo anuncio han visualizado con anterioridad en la televisión. Una de las razones tiene que ver con la cercanía y el reconocimiento de la firma, que ya resulta familiar y que, en cierto modo, se ha colado en su hogar de la mano de la pantalla de la TV. En concreto, para el 63% de los sujetos de la investigación, el spot aumentó su confianza hacia la entidad y les indujo a comprar, lo que muestra la importancia de las estrategias de publicidad.

Volviendo a la imagen de las marcas, la publicidad también es la responsable de que 2 de cada 5 compradores asocien determinados valores -como la honestidad y la innovación- a al menos una firma. La mayoría, eso sí, afirman tener esta percepción positiva como consecuencia de una buena experiencia personal. La trayectoria de la propia marca, asimismo, es determinante para el 32%. Mientras que el 14,3% y el 13% atribuyen esta apreciación a las recomendaciones de terceros y a la publicidad, respectivamente.

Sin embargo, a pesar de todos estos condicionamientos, lo cierto es que la red y las compras online han favorecido también la aparición de otro comportamiento. El de comparar, tanto que hasta 9 de cada 10 consumidores comparan precios y tiendas antes de realizar la transacción. Por no hablar de que el showrooming se encuentra en pleno auge (ir a la tienda a ver físicamente el artículo y comprarlo después por Internet).

El Black Friday preferido: comprar por internet

Según datos del informe TIC-H 2019 del Instituto Nacional de Estadística (INE) más de 20 millones de personas en España (el 58,0% de la población de 16 a 74 años, frente al 53,3% de 2018) han realizado operaciones de comercio electrónico en los 12 últimos meses. Por orden, los productos o servicios más solicitados son: vacaciones (56,1% de los compradores), material deportivo y ropa (55,7%) y entradas para espectáculos (49,2%). Todos estos productos tienen descuentos y promociones entorno al 20% en el Black Friday. Por su parte, el 46,9% de la población de 16 a 74 años ha comprado por internet en los tres últimos meses, frente al 43,5% de 2018.

Además, según el estudio, el 62% de los españoles prefiere comprar por Internet en lugar de en la tienda física durante el Black Friday. De hecho, el pasado año el viernes negro alcanzó las 2,2 millones de búsquedas en la red. ¿El motivo? Evitar las colas de las grandes superficies y las comodidades del envío a domicilio mediante la compra segura en la red.

Adictos a la tecnología

El estudio Black Friday Report 2019 de Milanuncios muestra que el 74% de consumidores ha afirmado que comprará algún producto y estima que gastaremos una media de 332€ por persona. En España los artículos más vendidos son los tecnológicos con un 52%, seguidos de: ropa y complementos 45%, juguetes 11%, decoración 11%y mobiliario 6%. Dentro del sector tecnológico, el informe recoge que un 60% de los españoles está dispuesto a adquirir una media de tres artículos tecnológicos. Portátiles 20%, smartphones con sistema operativo Android 20%, pulseras de actividad 18%, tablets 18%, televisores 15% y smartphones iPhone 10%, son los artículos más deseados.

Móviles, pulseras de actividad, videojuegos,y patinetes eléctricos, son algunos de los productos más demandados este año, y ya que se acerca la navidad, aprovechar el Black Friday es una buena oportunidad para ahorrar algo de dinero en los regalos. Pero debemos estar atentos e incluso hacer una lista de los artículos que queremos comprar y realizar un seguimiento de los precios desde varias semanas antes, ya que según la OCU, solo el 37% de los productos que han analizado estaban más baratos en la semana del Black Friday que 30 días antes. Además, un 22% de los productos estaban más caros que a finales de octubre. Con todo esto, podemos ver las estrategias de marketing que existe detrás de la campaña del Black Friday, y debemos tenerlo en cuenta antes de comprar por comprar.

ESERP Business & Law SchoolFlyeralarmDataCentricUDIMA, Universidad a Distancia de MadridExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosBSM UPF Universidad Pompeu Fabra Medianzo