Contenidos Notas de Prensa Vídeos Foros Diccionario
Bienvenido al nuevo buscador de PuroMarketing. Nuestro sistema de búsqueda ha sido mejorado para proporcionar unos mejores resultados y mejor acceso a nuestros contenidos.
El camino del ecommerce no es inmediato
590 Shares
  • Suscríbete a nuestra Newsletter

    Recibir todos nuestros contenidos y novedades en tu email
  • Gestiona clientes y ventas con un CRM fácil pensado para PyMEs. Integrado con tus herramientas favoritas
  • Selecciona contenidos y crear de forma sencilla tus eBooks en PDF
  • Formación integral en los canales digitales y los social media. Con casos prácticos y ejemplos reales
  • PURO MARKETING

    ¿Cómo se compra online? Una de las ideas que muchos creen sobre los hábitos de consumo en internet y sobre cómo empleamos el ecommerce para adquirir productos es la de que online compramos rápido, compramos por impulso y lo hacemos todo de forma casi inmediata gracias a que lo que tenemos delante está solo a un clic de distancia. Internet lo hace todo muy fácil y los consumidores se dejan llevar por lo que tienen ante sí.

    Lo cierto es, sin embargo, que comprar online no es tan inmediato ni tan rápido y que las cosas son mucho más complejas. Un estudio, elaborado por la firma Monetate, se ha centrado en analizar cómo se compra online (partiendo de datos de consumo del primer trimestre del año) y cuáles son las etapas que se cruzan con el comercio electrónico. Sus datos dejan claro que ni se compra tan rápido, ni se compra tan fácil. El camino del ecommerce no es inmediato y, sobre todo, está cada vez más lleno de etapas.

    Según el estudio de Monetate, las compras online, a pesar de que estén ligadas a un entorno tan inmediato y tan rápido como la red, no están sin embargo ligadas a la prisa. Es decir, no por comprar en internet se compra de forma acelerada. De hecho, según las conclusiones del estudio, menos de la mitad de las compras que se hacen online se realiza durante la primera hora de compras (esto es, menos de la mitad se realiza durante la primera hora con el navegador abierto).

    Traducido a cifras, las compras que se hacen durante la primera hora de navegación online son el 42%. A estos datos se suman que un 9% de las compras se realizan durante las seis primeras horas después de la visita del consumidor a la tienda online y un 16% en las primeras 24 horas. El consumidor no va directamente a comprar y sobre todo no se deja llevar necesariamente por la inmediatez, por el clic y listo, lo que hace que el panorama de compras online y lo que se hace para conectar con los consumidores tenga que tener en cuenta ciertos elementos para conectar con ellos.

    "Es muy importante que las marcas lo entiendan", explica a BizReport Lucinda Duncalfe, presidenta y CEO, Monetate. "Más de la mitad de nuestros compradores están pasando un montón de tiempo en diferentes espacios y en diferentes dispositivos antes de volver y comprar lo que les ha llamado la atención", recuerda.

    Cada vez más etapas en el camino

    Y es que los consumidores no solo dedican tiempo a comprar sino que además hacen un camino con cada vez más etapas y en el que emplean cada vez más dispositivos y más elementos para llegar a los productos que quieren y buscan. Las compras online son cada vez más omnicanal y, sobre todo, están cada vez más entrelazadas con los propios hábitos de consumo de los compradores. Si los consumidores fragmentan su tiempo cada vez entre más y más pantallas, también lo hacen con los procesos de compra. Lo que se empieza a mirar en el escritorio pero no acaba de convencer se volverá a mirar en el móvil y quizás sea ahí cuando se compre, por ejemplo. "Resulta crucial que las marcas se aseguren de que la experiencia de consumo de los compradores retome allí donde lo han dejado, sin que importe lo que es o el dispositivo en el que están", apunta Duncalfe.

    Los datos del estudio son bastante interesantes. Según sus conclusiones, un 90% de los consumidores online empieza su proceso de compra en el escritorio y un 91% lo cierra también en este entorno (aunque que empiece y acabe ahí no quiere decir que entre medias no hayan pasado por otras muchas etapas).

    El cómo y cuándo se miran cosas en escritorio está también muy marcado por el dónde están los consumidores y las horas en las que lo están haciendo. Así, según los datos del estudio, la mayoría de las visitas que se realizan para repasar lo que se ha visto y volver a analizar el producto en cuestión se realizan en horario de oficina. Un 75% de esas visitas ocurre entre las 8 de la mañana y las 4 de la tarde.

    No sorprendentemente el móvil gana peso en las horas de transporte desde casa al trabajo, cuando el 40% de las páginas visionadas se registra desde móviles. Eso es lo que se conoce como commuter commerce: una tendencia muy al alza en el comercio electrónico que consiste en aprovechar los viajes al trabajo o de vuelta del mismo para mirar productos online y también comprarlos desde los dispositivos móviles.

    Becas, Prácticas, Empleo. Y en Septiembre, de regalo, tu Curso de Idiomas
  • Comentarios
  • Anónimo
    No hay comentarios ni opiniones sobre este contenido. Sé el primero en opinar