Comercio electrónico
Lo que algoritmo de Levi’s dice sobre el futuro del ecommerce y la moda
Equivocarse con la talla es una de las principales razones para devoluciones de compras online de moda
Publicado por Redacción

Uno de los principales problemas a los que se enfrentan los compradores de moda online es el de pensar qué talla necesitan y acertar con ella. No sorprende. La cuestión es incluso un problema cuando se está comprando en retail, por lo que el que lo sea en tiendas online resulta hasta en cierto grado lógico. Si cuando tienes el producto delante no siempre eres capaz de acertar con cuál vas a necesitar, no parece extraño que cuando no lo veas de forma física aumente la complejidad.

¿Podrá la tecnología cambiar esa situación? Ese es uno de los puntos clave en los que se ha trabajado en los últimos años, una de las áreas en las que se han estado centrando los esfuerzos de muchas compañías. El contenido creado por otros consumidores ha ayudado en el proceso de compra – ahí está ese consejo que recibes la primera vez que compras en Shein de fijarte en lo que dicen los demás sobre las tallas – pero además también impacta el incluir más imágenes o vídeos con la prenda en movimiento.

Hay quienes tienen grandes esperanzas en cómo ayudará la realidad aumentada y la realidad virtual, porque permitirán crear la ilusión de estar vistiendo esas prendas. Pero también hay quienes apuestan por herramientas que beben de la inteligencia artificial y la automatización. ¿Puede un algoritmo adelantarse a lo que los consumidores van a necesitar?

Ese es el punto de partida de la nueva estrategia de ecommerce de Levi’s, que podría ser una ventana a cómo será el futuro del comercio electrónico. La propia compañía asegura que, según sus cuentas, el 40% de las devoluciones en tiendas online se deben a que el consumidor no acertó con la talla. Permitir saber cuál es la mejor se ha convertido, por tanto, en algo muy importante.

Un algoritmo al rescate

"Los consumidores están esperando a que los vendedores salven este obstáculo", asegura Lara Lasisz, líder de innovación en directo al consumidor de Levi Strauss & Co, a Modern Retail. En la nueva tienda online del gigante, que se lanzará en varios países europeos y en EEUU en breve, dará servicio un algoritmo, What’s My Size (cuál es mi talla), que dice al comprador exactamente qué talla debe comprar.

Antes, hay que decirle el peso, altura y género y así calcula una predicción de tallas. Para ello, además de usar lo que el propio comprador ha dicho, el algoritmo echará mano de otras fuentes. Según Lasisz, serán "el conocimiento de las listas de tallas de Levi's así como el entender las medidas corporales de los consumidores".

Una vez que el algoritmo haya dado sus datos, el consumidor será redirigido a un entorno con elementos más habituales. Le permitirán acceder a fotos de personas de su misma talla y su mismo aspecto (forma corporal, altura o hasta tono de piel) para ver cómo sienta exactamente ese producto. Quienes visten esa ropa no son exactamente modelos: la compañía ha hecho una acción en tiendas con su propia plantilla, a la que pidieron subir una foto con productos a cambio de un cheque regalo. Según su líder de innovación, lograron tener casi todas las tallas cubiertas en una hora.

Por supuesto, Levi's no es la única compañía que está trabajando en este terreno. En el análisis de Modern Retail recuerdan Nike Fit, que ayuda a los consumidores a calcular tallas usando la cámara de fotos del móvil, o hasta a gigantes menos glamurosos, como Walmart, que ha anunciado que está trabajando en un probador virtual. Todas las compañías que venden moda online – sean como sean – necesitan resolver el problema de las tallas.

Publicado por Redacción

Comentarios (0)

!Únete y participa en la conversación!