PuroMarketing

Telepizza ha usado los ingredientes de sus pizzas para crear sonidos de película de terror y Burger King ha troleado nuevamente a McDonald's
La Publicidad de Halloween: Menos anuncios de las marcas pero más propuestas creativas

Las fechas señaladas se han convertido en un momento clave para conectar con las audiencias, lanzar acciones de marca especiales, vender productos y hacer publicidad específica. No hay más que pensar en las Navidades y en cómo no solo nos venden cosas específicas sino que también se lanzan campañas especiales para ese período. Al calendario se han unido en los últimos años nuevas fechas y una de ellas es Halloween.

Aunque hasta no hace tanto era una festividad estadounidense y que tenía poco recorrido en Europa, ahora se ha integrado en el calendario. Es excusa para fiestas, productos y promociones y, por supuesto, el detonante de campañas publicitarias especiales.

La publicidad y los anuncios de Halloween han sido cada vez más habituales. Este año, sin embargo, con el panorama actual de una pandemia que parece seguirá lastrando el sector publicitario, hemos comprobado que a pesar de que grandes marcas han seguido fieles a esta cita, la cantidad de anuncios y anunciantes relacionados ha decaído notablemente. Encontramos menos publicidad temática y menos anuncios pero más propuestas "low cost" ingeniosas sin necesidad de grandes alardes de recursos y medios.

Este año, aunque el Halloween de fiestas parece menos posible que nunca, las marcas siguen intentando aprovechar el tirón de la jornada. Los productos para estos días y el packaging lleno de fantasmas, calabazas y demás elementos vinculados a la fiesta han llegado a las tiendas. Solo hay que darse un paseo por un supermercado para verlo. También, Halloween está llegando a los mensajes en redes sociales, se está convirtiendo en excusa para hacer marketing de contenidos y, como no, está sirviendo de base para los anuncios, como ocurrió en años anteriores.

Una de esas acciones es la que ha lanzado Burger King, que nuevamente ha usado la ocasión para trolear a McDonald's, sus competidores directos. Lo ha hecho además en varios mercados.

En Estados Unidos ha lanzado la campaña Scary Places, lugares que dan miedo, usando en una campaña cinco restaurantes abandonados de cadenas de comida rápida (obviamente, de sus competidores: los espectadores serán capaces de identificar que se trata de antiguos McDonald's y Wendy's cerrados). En los países escandinavos, la campaña juega con los mitos de miedo. Los consumidores deben ponerse frente a un espejo, repetir tres veces una frase y se les aparece un payaso (que es pero no es Ronald McDonald).

Otras campañas publicitarias usan el complicado contexto del momento para lanzar sus vídeos. Es lo que ha hecho Mars con Bite Size Halloween, una campaña que han hecho en colaboración con Disney y que funciona como marketing de contenidos y como contenidos con product placement.

Los contenidos, cortos de dos minutos de duración, se han estado emitiendo en varios canales de tele por cable y en Hulu durante este mes, patrocinados por diferentes dulces del gigante o con sus productos integrados en la historia. Los cortos son breves historias de miedo 'hallowinianas'. Los consumidores no pueden salir de sus casas, o no deberían, así que la compañía les lleva Halloween a la sala de sus casas.

Hershey, otro gigante de los dulces, ha adaptado su campaña en Estados Unidos a dónde viven los consumidores (por si hay restricciones o no de movilidad) y al tipo de actividades que buscan. Los anuncios se adecuan a esos parámetros. Si los consumidores no salen de sus casas, los anuncios los muestran comiendo dulces en su jardín trasero. Si lo hacen, muestran un truco o trato enmascarado.

Telepizza y el anuncio de Halloween en España

En España, Telepizza es una de las compañías que ha lanzado una campaña especial para Halloween, uniendo sonidos de películas de terror y los ingredientes de sus pizzas.

La campaña Telepizza Sounds of Horror encarga a un experto en sonorización de películas de terror que use los ingredientes de sus diferentes pizzas para crear los diferentes sonidos que se asocian a las películas y series de terror, desde zombies comiendo a estacas clavándose en el corazón. Así, por ejemplo, el sonido de un cráneo partido es en realidad el ruido que produce un pimiento al ser troceado con las manos o la salsa barbacoa sirve para crear un efecto escabechina.

La campaña se ha lanzado online, con una web especial en la que los consumidores pueden escuchar los sonidos, ver cómo se hicieron y descubrir a qué pizzas del menú de la cadena están asociadas (y por supuesto pedirlas). Además, Telepizza permite a los internautas que se descarguen los sonidos creados y los empleen en sus propios contenidos.