PuroMarketing: Noticias de marketing, publicidad y marcas en Español

El comercio electrónico ya no es solo cuestión de un ordenador, una conexión a internet y un consumidor deseoso de comprar. El boom de las tabletas y de los smartphones ha hecho que los internautas estén usando cada vez más esos dispositivos para hacer sus compras online. De hecho, las estadísticas demuestran que el comercio electrónico desde el móvil, el conocido como m-commerce, está viviendo un momento de boom. El m-commerce está siendo ya la revolución que va a cambiar nuevamente la forma en la que compramos.

Sin embargo, y a pesar de todo ello, siguen existiendo quienes no les dan mucha importancia al m-commerce frente al ecommerce en general y también quienes están centrando sus recursos en otras áreas para prepararse para los momentos de gran afluencia de consumidores. El próximo momento de pico de consumo será la campaña de Navidad, que los vendedores deben empezar a preparar ya mismo. El comercio móvil, como demostraba un estudio de eBay Enterprise, es el área que están descuidando los comerciantes, favoreciendo en cambio a los esfuerzos en marketing o en social media. De hecho, 2 de cada 3 empresas van a invertir más en redes sociales de cara a la campaña de Navidad de este año.

Pero el m-commerce seguirá siendo demandado por los consumidores, que además pueden comprar más y mejor usando sus dispositivos móviles. Como demuestra Kiip en la lista de 5 consejos que ha elaborado para explicar cómo conseguir vender más a través del m-commerce de cada a la campaña de Navidad, vender más usando el móvil no tiene nada que ver con enviar SMS.

Campañas muy targeteadas

La segmentación es clave cuando una marca intenta acercarse a los consumidores, sea cual sea la temporada, la industria en la que trabaja o el objetivo final de la misma. Para vender hay que saber a quién se está vendiendo y, sobre todo, ofrecerles lo que realmente están interesados en comprar. Los dispositivos móviles abren, además, la mano a una mayor segmentación, ya que permiten incluir variables que en otras aproximaciones al consumidor son mucho más complicadas, como pueden ser las cuestiones de geolocalización o el uso de los juegos (en momento de uso continuado) para vender el producto.

Una aproximación más humana

Además de acercarse al consumidor de una forma altamente segmentada, es importante también tener en cuenta el factor humano para establecer una relación entre marca y consumidor. Es algo que sucede también en las redes sociales, donde no solo los consumidores esperan un trato más próximo sino que además las marcas irrumpen en un momento especialmente personal. Al fin y al cabo, el último anuncio de tu fabricante de tecnología favorito llega justo después de las fotos de los gatitos de tus amigos.

Kiip habla, a la hora de hacer publicidad en dispositivos móviles, de los moments targeting, es decir, en ofrecer los anuncios como contenido de calidad o recompensa tras alcanzar una meta. La idea de la recompensa es una de las que se utiliza, por ejemplo, para hacer que los consumidores vean vídeos online desde el móvil. En la campaña de Navidad, en general, el sentimiento está mucho más abierto a las ideas de recompensas y regalos y, sobre todo, a la idea de dar (y recibir) cosas. Según las estimaciones de la compañía, un sistema de recompensas aumenta en 14 veces la conversión en compra.

Muestras y descuentos

En realidad este punto no es el descubrimiento de la pólvora: las tiendas llevan haciéndolo desde hace décadas y posiblemente hasta siglos para dirigir a los consumidores a los productos que quieren que conozcan. No hay razón alguna para no usarlo en ventas en dispositivos móviles. No se trata realmente de dar únicamente cupones de descuento, sino de ampliar el cómo se hace la venta. Por ejemplo, funciona el hecho de prometer que después de X compras el consumidor se llevará un regalo o una recompensa.

Patrocinios concretos

Y otra de las cosas que funciona fuera del entorno móvil también puede funcionar en él: durante la campaña de Navidad los consumidores compran más desde sus móviles pero también usan mucho más sus móviles. En Estados Unidos, por ejemplo, Acción de Gracias es uno de los días del año en el que más juegos se descargan. Y no hay más que pensar en lo que sucede en España en las fechas clave, cuando las redes de las operadoras de telefonía móvil se colapsan ante el aumento del tráfico para ver que aquí también crece el uso del móvil durante la campaña de Navidad.

Las marcas pueden posicionarse centrándose en esas cosas y aprovechando esta oportunidad.

Anuncios rich media

Y, finalmente, todos los esfuerzos que las marcas realicen en móvil y para anunciarse en estos terminales y convertir la oportunidad en una venta no tienen sentido si el toque final no es resultón. Que la publicidad esté destinada a dispositivos móviles no implica que deba ser peor y las marcas también deberían apostar por los anuncios rich media para estos dispositivos. Estos anuncios funcionan mejor que el simple banner (y como apuntan desde Kiip a veces no implican más que hacer un gif) y consiguen mejores resultados por parte de los consumidores.

Según un estudio de Millennial Media, estos anuncios consiguen muchos mejores ratios de interacción con los usuarios en dispositivos móviles, convirtiéndolos en mucho más efectivos.

Periodista online y apasionada por la literatura, las nuevas tecnologías y por los zapatos. Editora...
be beyondFundación GalaESERP Business & Law SchoolFlyeralarmUDIMA, Universidad a Distancia de MadridGetfluenceExaprintIEBS Digital Business SchoolCEF Centro de Estudios FinancierosUPF Barcelona School of ManagementMedianzo